2018-01-02

Murciélagos

Los Murciélagos son por lo general inofensivos a pesar de la creencia generalizada en contrario. Muchas veces son plaga, en particular cuando se instalan en edificios o casas. Utilizan el ultrasonido como método de orientación y es por ello mismo que los equipos que emiten ultrasonido en distintas frecuencias son altamente efectivos para su ahuyentamiento.

Murciélagos Los Murciélagos aunque son prácticamente inofensivos, en ocasiones son plagas, sobre todo cuando instalan sus sitios de residencia en los edificios y existen buenas razones para no tolerar su presencia. Los chillidos que emiten los murciélagos son molestos. Su excremento y orina causan olores desagradables y persistentes, también pueden manchar las paredes, techos, así como atraer a otros insectos y otras colonias de murciélagos, aun cuando la colonia original se haya fragmentado. Además existe el riesgo de que alguien entre en contacto con un murciélago rabioso, aunque la mayoría de los murciélagos no están rabiosos. Desafortunadamente, no hay manera de saber por su simple apariencia, cuándo un murciélago está rabioso.

 

Los murciélagos emiten ultrasonidos mediante contracciones de la laringe, que es proporcionalmente más ancha que en otros mamíferos. ​ Estos sonidos pueden variar en frecuencia, ritmo, duración e intensidad. Son emitidos por la boca o la nariz y son amplificados por unas «láminas nasales».​ Las distintas especies emiten frecuencias diferentes. Los humanos pueden percibir hasta 20 khz, pero los murciélagos emiten desde 15 hasta 200 kHz.​ Esta emisión de ultrasonido y posterior captación, sirve para orientarse. Esto los hace muy vulnerables a la utilización de equipos de ultrasonido.


La mayoría de los Murciélagos cuelgan en cuevas, orificios de árboles y otros refugios naturales. Sin embargo, pocas especies comúnmente perchan y se reproducen dentro de edificios que están habitados durante los meses con clima caluroso. Las especies más frecuentemente encontradas por los profesionales en el manejo de plagas son el Murciélago Grande Café, Murciélago Pequeño Café, Murciélago Mexicano de Cola Libre.

 


Suelen alcanzar la madurez sexual a los doce meses, y los sistemas de apareamiento varían de una especie a otra. Los murciélagos son viviparos, por lo general con un desarrollo embrionario relativamente lento (3-6 meses), la duración de la gestación puede variar según la disponibilidad de alimentos y el clima,​ y de unas especies a otras puede variar desde los cuarenta días hasta los diez meses.