2018-08-15

En la vista de los roedores

Aprendamos más acerca de como es la visión de las ratas y ratones. 

En la vista de los roedores

La visión puede ser definida como la sensación consciente producida por una pequeña zona del espectro magnético (luz) que permite apreciar los objetos y sus cualidades.

El sistema visual tiene la facultad de transformar la energía electromagnética recibida por el ojo en impulsos nerviosos, este proceso puede ser llamado transducción (término extensible a los demás sentidos).

En el segmento anterior de la estructura ocular, la energía lumínica es enfocada en la córnea y el cristalino para formar la imagen invertida, real y reducida del objeto en la capa fotosensible ubicada en la región posterior y compuesta por dos tipos de receptores retinianos: los conos y los bastones. El estímulo que llega a éstos, por una serie de modificaciones químicas, produce la despolarización de la membrana receptora celular y la formación de un potencial de acción que es conducido por una serie de neuronas (incluidas las células bipolares y ganglionares) al cerebro.

Los conos son la base de la percepción del color y su respuesta está dada en función de los pigmentos que poseen.

En el ser humano los conos contienen tres tipos diferentes de estructuras proteicas:
* Sensibilidad para la luz roja
* Sensible a la luz verde
* Sensibilidad a la luz azul.

En las ratas, los conos contienen dos tipos diferentes de estructuras proteicas:
* Sensible a la luz verde
* Sensibilidad a la luz azul
Representan sólo el 1 por ciento del total de foto-receptores (cinco veces menos que en el hombre) por lo que la percepción de colores en la rata es débil y poco importante. Por su parte, los conos azules son estimulados por longitudes de ondas que van mucho más allá de los azules visibles por el hombre (cercanas a 350 nm.).

La Rata de los tejados y la Rata noruega son capaces de ver luz ultravioleta y de distinguir azul de verde, pero los rojos aparecen como colores oscuros.

Los bastones, en cambio, no son sensibles al color, pero sí a la intensidad luminosa,  son los responsables de la visión en condiciones de baja luminosidad.

Para las ratas, el brillo es mucho más importante que el color. Así, si bien están fisiológicamente dotadas para distinguir el ultravioleta, el azul y el verde, tales diferencias parecen no ser importantes para ellas.

La función de la visión ultravioleta no está bien entendida todavía. Algunas especulaciones señalan que les permitiría visualizar las marcas de orina (visibles a UV) dejadas en el medio y que sería importante también durante el amanecer y el atardecer, cuando se produce un aumento importante en el cociente entre la luz UV y la luz visible.

Por otra parte, la agudeza visual, definida como la capacidad del ojo para detectar detalles espaciales es 30 veces inferior a la del ser humano. Tienen capacidad limitada para discriminar los estímulos visuales a una distancia máxima de 51 cm.

En resumen, el sistema visual de Rattus es sensible al espectro ultravioleta, pero posee escasa capacidad para discriminar longitudes de onda de luz visible y para percibir la configuración, el contorno y los detalles de un objeto; solamente permite la construcción de imágenes simples y con escaso grado de nitidez. En cambio, es capaz de detectar variaciones de intensidad de luz, aunque aún no se ha podido definir cuál es la mínima  diferencia perceptible.